BIOJOACO – AULA AMBIENTAL DE SORATAMA

Luis MartinezDestacadas, Noticias & Eventos

AULA AMBIENTAL DE SORATAMA

Frente al proceso de degradación del medio ambiente producido por la actividad humana se hace necesario hacer un alto y reflexionar sobre nuestro aporte a la conservación de los ecosistemas. Según Ricardo Ramírez, Bogotá. Iberciencia Comunidad de educadores para la Cultura Científica Colombia es uno de los países del mundo que posee mayor riqueza en biodiversidad por la abundancia de bosques y la presencia de numerosos ríos en su territorio, además de otros factores. A nivel mundial, el país ocupa el segundo lugar en mega biodiversidad, es decir, que alberga tanto la más diversa como la mayor cantidad de especies de fauna y flora del planeta en la extensión de su territorio.

El Aula Ambiental Soratama, ubicado en la localidad de Usaquén, a la altura de la calle 166 con carrera séptima, es un espacio natural y de aprendizaje que permite a la comunidad del norte de la ciudad interactuar con un ecosistema en recuperación después de las consecuencias que dejó la extracción mineral sin control por décadas.
La degradación del medio ambiente hace   necesario que se produzcan cambios a nivel global y acciones a todos los niveles, es casi obligatorio y un deber capacitar a la población a través de la Educación Ambiental para fomentar su participación de la comunidad como elemento activo en lo local, propiciando y diseñando estrategias propias de crecimiento que permitan un verdadero desarrollo local y social.

Los estudiantes del GIMNSIO JOSÉ JOAQUÍN CASAS, participan activamente en la conservación de los cerros orientales de Bogotá en el aula ambiental SORATAMA en cuatro frentes de trabajo:

Lombricultura: Cultivos de lombricultura, producción de lombriz comestible y humus, material biológico (lombriz californiana) camas de madera, material vegetal.

Imagen: agriculturers.com

La especie usada para este trabajo es la lombriz roja californiana (Eisenia foetida), lombriz que consume diariamente una cantidad de residuos equivalente, prácticamente, a su propio peso. Esta especie requiere de altas concentraciones de materia orgánica como medio de vida y alimentación, dicha materia orgánica para la alimentación es el sobrante de la preparación de los alimentos de las casas de los mismos estudiantes y sobrantes del restaurante escolar.

Creación de huertas.

  • Construcción y mantenimiento de huertas,
  • Cultivo sostenible de plantas aromáticas y hortalizas, Semillas certificadas Herramientas de jardinería.

Como primer paso los estudiantes de este grupo recibirán instrucciones sobre la preparación del terreno para la siembra de semillas certificadas, estarán pendientes del mantenimiento y posterior cosecha de los productos. Al final del proceso se espera un texto sobre el ciclo de vida de las plantas cultivadas con sus respectivas recomendaciones para quien desee conocer y poner en práctica de forma sostenible.

Inventarios de anfibios.

  • Ciclo de vida de anfibio
  • Determinación del ciclo de vida de un anfibio endémico*
  • Cámaras de fotografía Papel fotográfico.

Foto:  humedalesbogota.com

Los estudiantes determinarán por observación directa en las lagunas del parque SORATAMA el ciclo de vida de los anfibios que en el habitan, tomaran fotos y harán un registro de los cambios en la metamorfosis con el fin de determinar el tiempo del ciclo. Con el material fotográfico como actividad final se realizará una exposición en donde se argumente el ciclo de los anfibios, dando las respectivas recomendaciones para su conservación.

Publicidad y divulgación.

  • Formación de publicidad (escritos, carteles pendones y folletos explicativos sobre la reserva,
  • Cámaras de fotografía
  • Material publicitario

Los estudiantes de este grupo deben demostrar habilidades en la creación y producción de publicaciones de tipo preventivo en el tema ambiental, el resultado final será una cartilla informativa que describa detalladamente las características de la reserva, campañas de divulgación y conocimiento acercando a las comunidades escolares del sector.

Con este trabajo se generan nuevos espacios participativos y fortalecen los ya existentes, desde el ámbito de la Educación Ambiental formal y no formal.

Por: Eberto Moreno Oicatá – Bioquímico Universidad Distrital